“Una crisis impulsiva”: la adolescente que mató a puñaladas a su hermanito estaba en tratamiento psiquiátrico

La adolescente de 13 años que asesinó a puñaladas a su hermanastro de 5 en la ciudad santafesina de Arroyo Seco, se encontraba en tratamiento psiquiátrico desde el año pasado y habría cometido el ataque por “una crisis impulsiva”.
miércoles, 21 de septiembre de 2022 · 09:41

Todo comenzó luego de que la chica se escapó de su casa. Tras una intensa búsqueda en la que participaron los vecinos de la zona, fue hallada en el banco de una iglesia.

“Venía con un abordaje psicológico y con algunas intervenciones con profesionales de psiquiatría” desde antes del crimen, informaron los investigadores.

La adolescente que actualmente se encuentra internada en el Hospital Provincial de Rosario fue examinada por personal de salud mental y según informaron, el ataque habría ocurrido por “una crisis impulsiva”.

De esta manera, será evaluada por “la posible existencia de un trastorno” mental, de acuerdo a lo informado por Infobae. Los investigadores afirmaron que “dada la situación de vulnerabilidad enunciada, se encuentra trabajando activamente personal de la Dirección Provincial de Salud Mental y de la Dirección Provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia”.

Cómo fue el crimen del nene de 5 años asesinado por su hermanastra

El Juzgado de Menores 2, a cargo del juez Miguel Surraco, avanza con la investigación del macabro crimen de la localidad de Arroyo Seco. Según trascendió, habría sido la misma adolescente la que informó sobre lo ocurrido a su madre.

“Mamá, lo maté”, habría sido el mensaje, por audio o texto, que envió después de haber padecido una crisis impulsiva producto de una “posible existencia de un trastorno mental subyacente en la estructura psíquica”.

El crimen tuvo lugar el lunes, alrededor de las 19, en una vivienda ubicada en la calle María Garraham al 1300, del barrio Santa Rita, en la zona noroeste de la localidad de Arroyo Seco, a 35 kilómetros al sur de Rosario.

La madre, identificada como Roxana, había dejado a sus hijos en su casa mientras se encontraba estudiando en una escuela para adultos donde cursaba el secundario. Al recibir el aviso, pasadas las 20 del lunes, se comunicó con el padre del nene, un inspector de tránsito que llegó rápidamente a la vivienda y se encontró con la escena macabra: su hijo muerto y su hermanastra (hija de Roxana y una pareja anterior) acostada sobre una cama.

 

 

 

 

 

Fuente: TN

Comentarios